Hermandad Wow

Este debate contiene 19 respuestas, tiene 5 mensajes y lo actualizó  Jess hace 5 años, 10 meses.

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 20)
  • Autor
    Publicaciones
  • #15933


    osODIOaTODOS
    Participante

    Abro de nuevo esta hermanadad para que nos reunamos aquí los heroicos conocedores de esa dimensión y así poder hablar del wow cuando no estemos jugando al wow.

    Con mi priest sindorei sigo en pie de guerra con la teología Beloriana, ahora estoy discutiendo con otros sacerdortes sobre la forma de organizar la iglesia del Reino. Ellos quieren que nos unifiquemos, yo prefiero seguir con las iglesias independientes, pues como les he avisado no aceptaré votaciones ni tonterías.

    Lerindal vel Noerth es mi sacerdote de Quel´Thalas, con él estoy desarroyando el culto beloriano y mis dogmas eclesiásticos a modo de sermones los domingos. Transcribo el primero que puse en la sección “Tugurio” porque aquí creo que está mejor situado. A continuación pondré el segundo sermón.

    Lo muevo aqui y lo borro del otro lado.

  • #15935


    osODIOaTODOS
    Participante

    Sermón “Anu belore dela´na”
    Predicado por Lerindal vel Noerth ante la Corte del Sol
    el domingo día 16 de enero de 2011.

    – – –

    Amigos, hermanos, compatriotas, ruego disculpéis esta interferencia en vuestros paseos, en vuestro preciado tiempo o, simplemente, me disculpéis por la invasión que mis palabras puedan ocasionar en vuestra merecida paz de este domingo. Día del Sol.

    Palabras que creo de vital importancia en estos tristes tiempos que asolan la Espiritualidad y los Valores de nuestro Reino y que me aventuro a predicar por ello sin temor a resultar incómodo a nadie, pues de así ser insistiría una y otra vez hasta que los oídos de nuestro pueblo se abran a la Verdad y a la Prospéridad con la que Belore nos bendice. Y bien digo nos bendice.

    Si me permitís, os propongo que meditéis durante unos escasos minutos en esta tarde acerca de estas Sagradas Palabras que la Tradición nos transmite con una Sabiduría y Perfección que no pueden o deben pasarnos desapercibidas. Palabras a las que corresponde atraernos con Pasión hacia la certeza que nos haga ser conscientes de nuestra posición y nuestra elevada Misión. Por ello, también, que nos haga no sólo estar, sino ser orgullosos y agradecidos por nuestra Bendición y Categoría, por nuestra posición en la cúspide de la Existencia.

    Amigos, hermanos, compatriotas, las palabras que hoy os propongo son las siguientes: Anu belore dela’na.

    Anu belore dela´na. ¿Cuántas veces las habremos escuchado? ¿En cuantas ocasiones las habremos pronunciado? Escudriñadlas, paladead cada una de las palabras: Anu belore dela´na. El Sol Eterno nos guía.

    Si, hermanos, el Sol Eterno nos guía. Curiosead sin miedo. Analicemos estas gloriosas cinco palabras. El Sol Eterno, Belore, nos guía.

    ¿Quién es Belore? Si recurrimos al Sagrado Catecismo de nuestra señora Veladora Seldune Namardan, Belore la guarde, nos encontramos con que “Belore, también conocido como el Sol Eterno, es una deidad espiritual superior, cuya encarnación física se encuentra en el astro solar”.

    Anu belore dela´na.
    ¿A quien guía Belore? A nosotros. No dice “el Sol Eterno guía”, no es una generalización, sino que nos dice que el Sol Eterno NOS guía. La diferencia en esa sencilla palabra formada por tres letras, “nos”, es tan infinita como el propio Sol. Nos dice, nos bendice, nos indica y nos señala como los beneficiarios de su guía. Nada menos que de la guía de Belore. “Deidad espiritual superior”.

    Y ahora que sabemos que Belore se ha fijado en nosotros, que nos ha elegido, meditemos sobre el verbo “guía”, “nos guía”. ¿No supone acaso una gran dicha el saber que Su inmensa e incalculable sabiduría nos guía? El Sol Eterno nos guía. No dice que nos guiará, haciéndonos creer en ese caso que debamos complacerle y rogar para que se fije en nosotros y nos ilumine el camino. No nos dice que debemos rezar para que nos salve de todo lo que nos rodea, no nos dice que tenemos que pedirle que enderece nuestro camino, no. Nos dice “nos guía” no “nos guiará”. Tampoco nos dice “nos guió”. Anu belore dela´na, Belore no “nos guió”, Belore “nos guía”. Siempre, constantemente, en todo momento a lo largo de nuestra historia a Su lado.

    Volvemos de nuevo al Catecismo y vemos: “Este culto fue establecido por el primer rey de Quel´Thalas, Dath´Remar caminante del Sol Hace más de siete milenios”.
    Yo os digo que desde entonces, todas y cada una de las decisiones que como pueblo hemos tomado han sido inspiradas, señaladas y aprobadas por Belore. No sólo nos ha dado su visto bueno, sino que nos ha guiado en nuestra sagrada empresa.

    Nuestra Sagrada Empresa nos ha llevado a superar el riguroso camino al que se nos arrojó en esta vida. Nuestra Sagrada Empresa nos ha hecho permanecer como estandarte de la superación y la perseverancia. Con el rostro alzado e iluminado por Él en la Sagrada Empresa de luchar por nuestra existencia como pueblo. Unidos en un mismo latir: el de la Sangre y la Herencia. ¿No debemos acaso sabernos por ello elegidos por este Sol Eterno que en su infinita preferencia ha empleado su autoridad para guiarnos a nosotros en nuestro camino para que vivamos? “NOS guía”, “NOS quiere vivos”, “NOS quiere”. Somos su pueblo, al que ama y quiere vivo. Por ello, amigos, hermanos, compatriotas, debéis ser conscientes de lo siguiente que os voy a decir con gran gozo: Nuestro pueblo, en todas sus acciones, cumple con los mandatos del Sol Eterno. Nuestro pueblo, nosotros, somos la personificación de la voluntad de Belore. Somos su brazo en este mundo que ilumina en su Plenitud y Gracia. Nosotros, y no otros, somos los elegidos para ejecutar su Plan Divino y su Voluntad. Nos guía para ello.

    Siendo conscientes de ese ilimitado don que el Sol Eterno nos ha concedido, una Gracia que, como os decía al principio, nos coloca en la cúspide de la Existencia, ¿no deberíamos alabarle y honrarle por tamaña Ventura? Bienaventurados los sin doreis, pues el Sol Eterno nos guía. Honrémosle pues como mejor podríamos. Cumplamos sus mandatos y seamos fieles a nuestro pueblo y al Reino que nos ha concedido. Seamos leales a lo que nuestra sangre dicta, lo que nuestra sangre sin dorei nos susurra al oído: somos los Hijos predilectos del Sol. Somos los Hijos predilectos del Sol y este es nuestro reinado en la tierra.

    No nos deshagamos, entonces, en lágrimas de alabanzas y gracias. La forma de honrar a Belore es cumplir con sus palabras, es decir, con la misión en la que nos guía. Misión de estar unidos y mostrar a los cuatro vientos que estamos aquí y que siempre lo estaremos, pues compatriotas, mientras estemos en la tierra Belore habitará en la tierra que pisemos. Tierra que nos pertenece por Derecho Sagrado. Aquí, allí o donde nos guíe por siempre.

    Ya termino, amigos, no os molesto más. Os encomiendo a que nos encontremos en este mismo lugar el próximo domingo a la misma hora y únicamente os ruego que reflexionéis sobre estas cinco preciosas palabras durante esta semana. Os pido que miréis dentro de vosotros, que busquéis el Sol en vuestro interior y que estéis orgullosos de lo que somos. Que sintáis el agradecimiento y el deber que nos da el honor de ser lo que somos: los Hijos del Sol.

    Belore está con nosotros.
    Muchas gracias.

    El sol Eterno nos guía. Anu belore dela´na.

  • #15937


    osODIOaTODOS
    Participante

    Sermón “de el Prójimo”
    Predicado por Lerindal vel Noerth ante la Corte del Sol
    el domingo día 23 de enero de 2011.

    Amigos, hermanos, compatriotas. Permitid que retome la libertad de anunciar unas nuevas y humildes palabras. Palabras sobre un Valor que nos une a todos, que nos hace crecer en espíritu en lo individual y lo colectivo: El Valor del auxilio, la protección, y la dedicación al prójimo.

    Es necesario hacer un parón en nuestras vidas para preguntarnos ¿Qué hacemos nosotros por nuestro prójimo? ¿Realmente soy consciente de la necesidad que mi prójimo tiene de mí?

    Hermanos, soy yo el primero en acusarme de no velar en todo momento por aquellos que nos rodean. Soy yo el primero en reconocer que no hago lo suficiente por impulsar a los que pueden necesitarme. Me señalo, sí, me señalo como alguien que no da todo su potencial por el bien y la ventura de los demás. Del prójimo. Pues quien considere que lo da todo por el prójimo cae en el peor de los pecados, el del inmovilismo, la autocomplacencia y la falsa excusa de la vanidad para no seguir trabajando en su crecimiento y superación.

    Quien cree que lo da todo piensa que no puede dar más. Quien piensa que no puede dar más está limitado. Quien está limitado jamás podrá ser alguien mas elevado, jamás podrá tocar el cielo con sus dedos, jamás alcanzará la altura espiritual que le permita fundirse con la divinidad que reina más allá de los cielos. ¿En verdad pensáis que no somos dignos de ello? ¿En verdad creéis que no nos es posible alzarnos por encima de todo y de todos? ¿De verdad os sabéis incapaces de dar más por conseguirlo? Belore con cada amanecer nos enseña que jamás yerra, que siempre tiene razón, que siempre vence en todo lo que hace y decide hacer.

    El domingo anterior hablamos de la elección que el Sol Eterno hizo sobre nosotros y de cómo Él nos guía. Entonces, pues, sabemos que no se ha equivocado en ello, que sabe que nos puede guiar hacia la perfección, hacia la altura espiritual, hacia la regia posición: hacia Él. Belore no ha señalado como su pueblo a los limitados, a los inútiles ni a los que no tienen nada que ofrecer. No. Entonces es afirmación divina y absoluta que nosotros tenemos más que dar. Y ahí, junto a nosotros, tenemos al prójimo hacia el que tenemos que volver nuestra vista y enfocar todo nuestro esfuerzo para poder seguir avanzando hacia el trono donde Nuestro Sol nos encamina con certidumbre, confianza y seguridad. Pues Él, en su altura, sabe lo que nosotros, en nuestra bajeza, dudamos. Él sabe de lo que somos capaces. No demos todo lo que somos, sino demos la solemne convicción de que daremos todo lo que somos y lo que seremos capaces de ser, pues solo Belore conoce cual es nuestro límite.

    Quizá ahora, cuando somos conscientes de nuestro deber, nos preguntamos qué debemos hacer por el prójimo. Mas antes de concentrarnos en eso ¿no deberíamos saber quién es el prójimo?

    El prójimo. Literalmente el prójimo significa el próximo, el cercano. El prójimo no es cualquier criatura, el prójimo no son todos y cada uno de los seres vivientes que pueblan la vasta existencia. De ser así, no se llamaría prójimo, sino “los demás”, “todos” o “la vida al completo”. Cuando hablamos del amor al prójimo hablamos de predilección, de enfoque.

    Parémonos y observemos a nuestro alrededor. Vemos caras conocidas, cercanas. No necesitamos reflexionar el por qué, pero nos sentimos entre los nuestros, seguros, al igual que en el calor del fuego del hogar. Fuera de nuestros lazos de sangre está el frío invierno, la soledad, el desamparo. Nos reconocemos a nosotros en nuestro prójimo, sabemos que formamos parte de un mismo cuerpo superior, de un mismo pueblo, de una misma unión espiritual. Nosotros, vosotros, los próximos.

    Belore nos dice que demos todo por nuestro pueblo, por nuestra gente, por Su gente. Belore nos dice que no tenemos límites para ello, que es nuestro deber enfocar todo nuestro espíritu hacia el bien y la superación de nuestro prójimo y de nosotros mismos, como parte de ello. Belore nos ha concedido el Reino, el Reino formado por todos nosotros, unidos, próximos, sin fisuras. Y es sagrada misión el ayudarnos, el auxiliarnos, el apoyarnos los unos y los otros para que juntos crezcamos hacia Él.

    Hagamos una pequeña lectura, una vez más, del Catecismo Beloriano de nuestra señora Veladora Solar Seldune Namardan, Belore la guarde. En sus páginas encontramos la forma en la que debemos rezar y solicitar la ayuda del Sol Eterno. Rescatemos hoy la siguiente cita: “Se debe recordar que Belore no es un genio mágico de los deseos, por lo que no ha de pedírsele cosas fútiles o anodinas, debiendo ser objeto de nuestro mensaje gracias por los nuevos días, salud y protección de los nuestros y la patria.”

    “Salud y protección de los nuestros y la patria”. Sí, hermanos, amigos, ahí tenemos la confirmación de lo que hablábamos. Ahí está el alma de nuestro amor hacia el prójimo.

    ¿Qué debemos pedir entonces? ¿Que ayude a los nuestros? ¿Que cumpla en ellos nuestros mejores deseos?. Belore quiere que crezcamos hacia Él, que nos superemos y si Él efectúa nuestro trabajo jamás seríamos dignos de ello, pues sin esfuerzo no hay recompensa. No. Lo que debemos solicitar a Belore es que nos de la claridad para saber qué debemos hacer por los nuestros y por el Reino, y que nos conceda la Fuerza y la Voluntad para poder llevarlo a cabo en su nombre. Belore estará así orgulloso de nuestro empeño en hacer de nuestro pueblo el pueblo digno del Sol.

    ¿Debemos pues ofrecer nuestro catecismo a los demás pueblos para que nos acompañen en la dicha? ¿No son también dignos de nuestra compasión?¿No debemos ser caritativos con los demás? Pensad siempre en la voluntad de Belore y su elección. Sabe que nosotros podemos honrar su gloria con nuestras acciones y por ello las guía. ¿Por qué no lo hace con las demás criaturas si leemos en el catecismo que uno de Sus aspectos es el “espiritual/divino: que reviste el físico y que le permite actuar tanto en “el universo de los vivos” como en “El Más Allá”. Además, le posibilita escuchar nuestras plegarias y cuidar de nuestras inmortales almas, procurando su reposo y felicidad.”?

    Sí, “le permite actuar tanto en “el universo de los vivos” de todos los vivos, mas “le posibilita escuchar nuestras plegarias y cuidar de nuestras inmortales almas, procurando su reposo y felicidad” de nuevo la importancia de la palabra “nuestras”. Belore reina sobre el mundo y su vinculación con éste somos nosotros, su pueblo, “nuestras plegarias”, “nuestras inmortales almas”. Arengar a los demás, a los paganos, a los herejes, a los extranjeros a los que, en definitiva, son parte del “universo de los vivos” pero que son incapaces de comunicarse con él porque “le posibilita escuchar NUESTRAS plegarias” sería pretender ofrecer a nuestro Sol Eterno una ofrenda vacía, sin contenido, inútil y, a todas luces, indigna. Por lo tanto, hermanos, compatriotas, sigamos Su mandato, sigamos Su guía, no erremos en nuestro proceder. Brindemos nuestro potencial al próximo, miremos a las alturas, ahora que el Sol se retira y digamos a Belore que no se equivoca, que somos capaces de dar más y lo daremos. Que su Reino en este mundo tendrá de nosotros todo lo que en nuestra mano esté.

    Me despido recurriendo un domingo más a la Sagrada Tradición:
    Selama ashal´anore. Justicia para NUESTRA gente.

    Belore está con nosotros.

    Muchas gracias.

  • #16014


    Thundersteel
    Participante

    Lok’thar!! me presento para batalla con mi orco brujo.

  • #16031


    osODIOaTODOS
    Participante

    Bal’a dash, malanore. Bienvenido camarada ¿De que reino eres?.

    Yo de los mancos de los Errantes.

  • #16056


    Thundersteel
    Participante

    C’Thun.

    Me estan gustando las nuevas heroicas, ya no son el trámite de la WOTLK para conseguir chapitas. Estan son jodidillas y no es tirarse a por los bichos y en 10 minutos fuera

  • #16113


    osODIOaTODOS
    Participante

    He estado toda la vida haciendo pve y, sobre todo, rol. Pero ahora me he adentrado en el maravilloso mundo del pvp con mi pala (xD nerf powa). Ahora mismo ando sacando puntos para comenzar por el tier de gladiador sanguinario… luego ya iremos a por mas y a arenas.

  • #16231


    Thundersteel
    Participante

    A mi el PvP no me gusta. Si vas ganando bien, pero en cuanto las cosas empiezan a ir mal en seguida se ponen a insultar los que se creen pros, aunque no hayan hecho una puta mierda. Por eso prefiero el PvE.

    Ahora estoy leveando un pala tank. De momento lvl 19 y subiendo

  • #16234


    osODIOaTODOS
    Participante

    Yo también soy más de Pve, pero ultimamente me ha dado por probar pvp. Me atráen los eventos rol/pvp de guerra.

    Ayer estuve haciendo arenas y fue bochornoso xDDD he de decir que iba con el pala retri, equipo verde y 0 de temple. Aun así ganamos un 2v2. Fue tan deprimente que en cuanto salí del combate me gasté los 3k de de oros en algo de tier azul de temple. Ahora ando en Bgs para ver si gano 2000 de heroismo para pillarme algo de gladiador sangriento.

  • #16235


    osODIOaTODOS
    Participante

    Por cierto me han vuelto a banear del foro del Wow. :silly:

    Tres días esta vez. Qué delicada es la gente, madre mía.

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 20)

Debes estar registrado para responder a este debate.